SALVADOR GARCÍA RUIZ

Contraer Mostrar información

“Dúctil, con capacidad de trabajo y de ilusión por el proyecto”

Uno de los alicientes de trabajar en una serie de TV es que, al tener repartos muy amplios, ofrece a sus directores la posibilidad de conocer actores nuevos.

En el primer capítulo que dirigí de LA SEÑORA tuve la oportunidad de trabajar, entre otros, con Carolina Lapausa y Raúl Peña. Una de las primeras secuencias que hicimos juntos era la declaración de matrimonio de Hugo de Viana (Raúl) a Isabelita (Carolina) en una iglesia. La situación estaba escrita en tono de comedia, como todo lo que tenía que ver con estos dos personajes, lo que tendía a infantilizarlos. Unos minutos antes de grabar, mientras repasábamos los diálogos, Carolina, Raúl y yo hablamos sobre Isabel, Hugo y lo que ese momento podía significar para ellos. Los tres estábamos de acuerdo en que debíamos intentar ir un poco más allá de lo que marcaba el guión, que la ligereza no podía ocultar la parte dramática latente en la secuencia. En el pequeño margen que tuvieron, Carolina y Raúl, dando muestras de una gran sabiduría interpretativa, supieron dar el tono justo de forma que la declaración de Hugo se convirtió en un punto de inflexión para sus personajes que, a partir de ese momento, maduraron, teniendo la oportunidad de desarrollar su propia trama a los largo de LA SEÑORA y su continuación, LA REPÚBLICA.

Algo así sólo sucede con actores dúctiles, con capacidad de trabajo, de ilusión por el proyecto en el que están implicados. Y con una formación sólida que les permita reaccionar con rapidez en cualquiera de las situaciones que se presentan a lo largo de su carrera.

Actores como Carolina Lapausa que creó en Isabelita un personaje que viaja de la ingenuidad de la juventud a la madurez de una mujer desengañada. Y lo hizo con valentía y brillantez, siendo capaz de proporcionar a su personaje todos los matices que requería.

SALVADOR GARCÍA RUIZ
Licenciado en Ciencias de la Información (Imagen y Sonido).
Ha escrito el guión y dirigido películas como Las voces de la noche o El otro barrio, entre otras.