PRENSA

 

25 actrices del siglo XXI

Artículo de investigación escrito por Guadalupe Soria Tomás y Eduardo Pérez-Rasilla para la revista teatral Acotaciones. La información referente a Carolina Lapausa se encuentra en las páginas 22 y 23

“Junto a su dominio en el drama, se desenvuelve en la comedia con un especial carisma y fino sentido del ritmo. Desenvoltura, nuevamente señalada, en su día, por la crítica”


Las neurosis

El País por Javier Vallejo

“La desorientada, desinhibida, tierna e imprevisible Dora de la pequeña pero enorme Carolina Lapausa

Escena Godoff por Alfonso Álvarez-Dardet

Lapausa humaniza a un personaje que no parece de este mundo. La delicadeza con la que se mete en la piel de la protagonista, la inquietante sabiduría que demuestra al otorgar verdad a cada frase, cada palabra, y la capacidad que tiene para tratar los silencios con una expresividad que te deja clavado en el asiento te confunden: ¿será que han cogido a una actriz con problemas mentales? Cuando termina la obra ya ves que no, que todo era mentira, que estaba actuando: aplauso y reverencia.”

Butaca anfiteatro

Carolina Lapausa ha sabido encontrar el punto de expresión exacta para que la deficiencia de su personaje resulte plenamente convincente, cosiéndose a Dora a la piel hasta el punto de que acaba resultando imposible separar al personaje de la actriz, (…). Trabaja desde unos niveles de verdad que le permiten jugar a placer con las emociones del espectador: acariciarnos y abofetearnos en una misma frase, de un gesto a otro. Estamos ante una verdadera creación personal inmensa e incontestable, en torno a la que gira todo el espectáculo, y ante otra confirmación de que aquí hay una actriz de raza.”

Arte sin red

Carolina Lapausa interpreta este personaje como si llevara haciéndolo toda la vida, con soltura y enterneciendo a todo aquel que la mira. También su físico acompaña mucho al personaje, realmente crees que es una chica de 16 años frágil ante los peligros que esa deshinibición y despertar a la sexualidad conlleva en una sociedad “pervertida” y “pervertidora”.

El Pulso por Ángel Esteban Monje

Este centro de atención se lo lleva para sí Carolina Lapausa, en una interpretación memorable, con una construcción del personaje que no titubea en ningún instante y que resulta tan desbaratador en su gestualidad, en su movimiento y en su expresión tartamudeante y, a la vez, libérrima que el resto se ahoga en las respuestas.”

A golpe de efecto por Estrella Savirón

Carolina Lapausa en un trabajo excepcional, delicado y dulce. Un trabajo difícil, complejo que realiza a la perfección (…), lo que vemos es una interpretación sin fisuras, creíble, directa pero a la vez delicada. Una constante sacudida emocional que pone al espectador cara a cara con la inocencia y la perversión”

Cerca de la cerca por P.J.L

Carolina Lapausa está transfigurada, no se parece a sí misma. Su composición de Dora, (…), roza la perfección, no sé decirlo más claro”

Entre Luces

Lapausa nos conmoverá hasta convertirnos en cómplices del descubrimiento de la sexualidad de su personaje. (…) Y sin ninguna duda la brillante intepretación que pone en pie el personaje principal es la mejor razón para no perderse esta dura e inquietante obra”

Lapausa humaniza a un personaje que no parece de este mundo. La delicadeza con la que se mete en la piel de la protagonista, la inquietante sabiduría que demuestra al otorgar verdad a cada frase, cada palabra, y la capacidad que tiene para tratar los silencios con una expresividad que te deja clavado en el asiento te confunden: ¿será que han cogido a una actriz con problemas mentales? Cuando termina la obra ya ves que no, que todo era mentira, que estaba actuando: aplausos y reverencia. – See more at: http://www.escenagodoff.com/criticas/42-Las-neurosis-sexuales-de-nuestros-padres#sthash.SP5wqOOu.dpuf

 


 

Nada tras la puerta  Butaca de anfiteatro

“Hay excelencia general en el elenco actoral, aunque probablemente los mejores momentos caigan en manos de Carolina Lapausa –sinceramente espectacular: una actriz de una sensibilidad extraordinaria que es, por voz, mirada y figura, el miedo y la inocencia robada en sí misma; y pone la piel de gallina cuando por fin se decide a afrontar estoicamente la única salida posible con firme determinación. Además, es capaz de desmontarte sin piedad con la ingenuidad de sus ojos incluso cuando no es parte activa de la acción.”

 

 

 

 

 


 

Angelina y el honor de un brigadierMarcos Ordónez, Babelia

“A Carolina Lapausa (Angelina) (…) con una sorprendente baza física y tonal: recuerda muy mucho a Amparo Rivelles (Amparito, mejor dicho) en Deliciosamente tontos.”

El País

“…y la joven Carolina Lapausa le arranca paulatinamente momentos de brillante ingenuidad a su papel estelar.”

ABC

La Angelina de Carolina Lapausa es una delicia de astuta ñoñería, está estupenda.”

 

 


 

La CalumniaEl País

Hellman hace de Mary un modelo de marrullería, de ausencia de escrúpulos. Es el motor de la función, y Carolina Lapausa, su joven intérprete, consigue que el personaje desagrade y espante.”

Culturalianet

Es ésta, una propuesta lenta (…) que encuentra sus mejores aciertos en Carolina Lapausa (La malévola niña que mueve los hilos del desastre).”

 

 

 

 


 

Un cuento de inviernoCulturalianet

Carolina Lapausa como Mamilio y transmisor directo de esta leyenda, está perfecta en el personaje. Es tierna, cómplice e interactúa en un más que atractivo juego de tiempos con la narración que nos muestra.”

Malama

“La obra merece la pena por Carolina Lapausa -hacía muchísimo tiempo que no veía darle una forma tan magnífica a la sensibilidad y dulzura de un niño, sin caer en el almíbar interpretativo-, por Will Keen y por Balbino Lacosta, que demuestra, una vez más, lo versátil que puede llegar a ser sobre el escenario.”

Madridteatro

“Hay un equilibrio interpretativo en todos, y sería injusto destacar, pero Carolina Lapausa en ese papel de Principito y Cuentacuentos resulta adorable. Ayuda la composición del personaje al contarnos el cuento. El hacerlo deambular en el velocípedo y transitar en medio de la acción le proporciona una gran agilidad narrativa.”

Ciao

Mamilio, el hijo de Leontes e hilo conductor de la obra. Carolina realiza un trabajo completísimo con la dificultad que supone estar presente en prácticamente todas las escenas aunque no haya que actuar en ellas”

 

 


 

Noche de reyes sin ShalespeareABC

Carolina Lapausa, una jovencísima actriz recién salida de la Real Escuela Superior de Arte Dramático, es Lucía, la niña que entra en la vida de Alberto con su carga de inocencia encontraposición a su acíbar.”

 

 

 

 

 


 

 adios-a-todos13Meritorio del teatro

La joven y bella Carolina Lapausa interpreta con credibilidad y brillantes recursos a Miguel, el niño protagonista”

 

 

 

 

 

 

 


 

la caja oscuraClub Express por Iván Artiles

Lapausa aporta al espectáculo su particular encanto en escena”